martes, agosto 29, 2006

30 años, cuarenta de fiebre


Yo nací un día que Dios estuvo enfermo.
Todos saben que vivo,
que soy malo; y no saben
del Diciembre de ese Enero.

Pues yo nací un día que Dios estuvo enfermo.

Hay un vacío en mi aire metafísico
que nadie ha de palpar:
el claustro de un silencio
que habló a flor de fuego.
Yo nací un díaque Díos estuvo enfermo.

Hermano, escucha, escucha...
Bueno. Y que no me vaya
sin llevar diciembres,
sin dejar eneros.

Pues yo nací un díaque Díos estuvo enfermo.

Todos saben que vivo, que mastico...
Y no sabenpor qué en mi verso chirrían,
oscuro sinsabor de féretro,
luyidos vientos desenroscados
de la Esfingepreguntona del Desierto.

Todos saben... Y no sabenque la Luz es tísica,
y la Sombra gorda...
Y no saben que el Misterio sintetiza
...que él es la jorobamusical y triste
que a distancia denunci
ael paso meridiano de las lindes a las Lindes
César Vallejo


(gracias andipanda por las fotos)


posted by nc

6 comentarios:

M. dijo...

Gran foto

Figuras Sin Forma dijo...

gran poema!

nc

Lackland dijo...

Como lo llevas, macho?? Gran foto, efectivamente.

el de la foto dijo...

esa foto me deprime un tanto

sdm dijo...

me sorprendio semejante imagen

Figuras Sin Forma dijo...

Saludos y salud al ¨de la foto¨...

Cap. Napoleón Solo

PD: siguiendole los pasos...